Categorias
20/4/2018

El próspero estudio contable de Juan Carlos

La profesión de contador es una muy sacrifica... ¡Alto! No tiene por qué ser asi. Haz clic ahora para descubrir cómo él lo hace...

Comparte este artículo con sus amigos:
Compartir
0
LinkedIn
0
WhatsApp

Juan Carlos es contador público. Hace ya muchos años que tiene su propio estudio contable, aunque hace muy poco tiempo tomó una decisión que cambió por completo su trabajo y el de su equipo superando desafíos que impedían el crecimiento de su estudio contable.

El manejo de los horarios de este contador se vio radicalmente modificado por un programa de contabilidad alojado en la nube. Ahora, mientras toma un café con tranquilidad en un bar, recuerda cuando sus días laborales eran agitados y enmarañados. 

Juan Carlos abre su laptop y luego el programa que le permite estar sentado en el bar trabajando, ese software contable en la nube que modificó todo. Desde el programa, revisa si alguno de sus empleados ingresó datos nuevos en los registros de sus clientes.

Después de pagar y cerrar su computadora, el contador camina sin apuro hacia su hogar. No puede evitar acordarse de cuando llegaba al estudio contable cargado de papeles y facturas, siempre apurado.

Al llegar a su hogar, Juan Carlos se sienta en la silla del escritorio y mira su calendario virtual. En su jornada de trabajo tiene que reunirse con un cliente potencial y generar tres informes financieros, para los cuales tiene toda la información de los movimientos de las empresas actualizada en el programa de contabilidad en la nube. El contador evoca los momentos en los que, hasta hace muy poco, debía visitar a sus clientes muy a menudo, recorriendo la ciudad, recolectando comprobantes y facturas. 

Cuando ve los comprobantes de impuestos de uno de sus principales clientes en el sistema, Juan Carlos observa la impresora y la pila de hojas, que se mantiene idéntica con el pasar de los días. En su mente aparece la imagen de cuando las impresoras no dejaban de funcionar. "¿Cuánto papel y tiempo habremos ahorrado?", se pregunta.

Como la hora de su reunión se acerca, Juan Carlos sale de su hogar, se sube a su automóvil y conduce rumbo a la empresa del que podría ser su cliente. El contador hace memoria y se contempla rechazando clientes, explicándoles que su tiempo era insuficiente. Ahora, hace una cuenta mental de la cantidad de empresas nuevas a las que pudo aceptar: son más de cinco y, con las facilidades obtenidas, podría encargarse de otras tantas.

La compañía de su cliente potencial es una distribuidora de productos para perros y gatos, como juguetes y pequeñas prendas de vestir. El gerente, llamado Miguel, le explica que su negocio creció de manera vertiginosa, por lo cual necesita asistencia en su contabilidad con cierta prisa. Miguel confía mucho en que Juan Carlos es la persona indicada para ayudarlo, ya que Mariano, el encargado del restaurante "La Abuela", le había recomendado con insistencia que contrate sus servicios.

Juan Carlos agradece su confianza y propone, antes que nada, explicarle su método de trabajo. Expresa, en primer término, que las asiduas visitas que hacían los profesionales de su rubro ya no son necesarias. Miguel asiente. Asimismo, le avisa que la seguridad de los datos contables, financieros y operativos de su distribuidora están mucho más seguros con el software de contabilidad que utiliza su estudio para manejar e interpretar la contabilidad. 

Miguel le dice que está de acuerdo, ya que lleva sus registros en el ordenador y que, de hecho, se siente algo aliviado. La flexibilidad de comunicarse virtualmente, sin tener que pactar un horario fijo, le simplificará mucho la entrega de la información contable.

Después de establecer sus honorarios y planificar algunos detalles técnicos, Miguel le agradece profusamente la visita y lo acompaña a la puerta, prometiendo enviarle los datos indicados en el plazo establecido.

Juan Carlos vuelve a la oficina de su hogar para generar los informes. El software en la nube le provee los datos detallados y calculados de los productos, presupuestos, gastos y cartera de clientes de cada empresa. El contador analiza los reportes que arroja el programa y hace una interpretación estratégica para cada empresa. Al enviar sus análisis, rememora los días en los que estaba atado a la calculadora y obligado a buscar múltiples datos para generar las cifras necesarias.

Cuando termina con sus obligaciones diarias, mira el reloj y sonríe. Si no hubiera adquirido el software de contabilidad, le faltaría más de una hora para poder ir a practicar su deporte favorito, el baloncesto.

Prueba Gratis 30 días

Inicia ahora mismo una prueba gratuita por 30 días. Usado por más de 500 contadores, Ábaco es un software contable en línea que facilitará sus procesos de contabilidad con un ahorro de hasta 60% del costo con mano de obra.

» Iniciar Prueba Gratis ahora

Contenido Exclusivo

Registre tu correo para recibir contenido exclusivos para Contadores.

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form

También le puede interesar:

Comentarios

Nos encantaría saber su opinión sobre el contenido.

AVISO: actualmente los comentarios no son respondidos con tanta frecuencia, si necesita una respuesta más rápida, por favor utiliza el formulario de contacto.

Comparte este artículo con sus amigos:
Compartir
0
LinkedIn
0
WhatsApp